Queremos compartir con ustedes esta sencilla actividad, que realizó la docente Rocío Medina, a cargo de primer grado del colegio Hölters Natur de Cardales, provincia de Buenos Aires.

Esta actividad le resultó de mucha utilidad para favorecer en su grupo la socialización y el surgimiento de actitudes positivas como la amabilidad y los elogios. Por otro lado, es una manera sencilla de favorecer que los chicos se animen a escribir en un contexto significativo.

El cariñograma consiste en armar un panel con materiales simples como cartón  y vasos descartables. Se realiza la base con el cartón forrado con un color llamativo y  con pegamento se fijan a la base tantos vasos descartables como niños haya en la clase. Por fuera de cada vaso se le colocan los nombres, de modo que cada niño tiene su vaso con el nombre. panel 1La propuesta consiste en que en momentos determinados de la semana, cada niño le escriba a un compañero algo amable y positivo que  puede ser una felicitación, un elogio,  una muestra de cariño, un agradecimiento, etc. Para niños que aún no escriben, se puede optar por que realicen  dibujos o que sea el maestro quien escriba lo que el alumno quiere transmitir.

Luego se introduce el mensaje en el vaso que corresponde al niño a quien va dirigido.  Al finalizar la semana, cada niño saca los mensajes de su vaso, los lee, los comparte con el grupo, comenta cómo se siente, etc. Los mensajes se guardan en un sobre que cada alumno tiene pegado en su cuaderno.

mensajePara asignar a qué niño le escribe cada uno y evitar que queden alumnos sin recibir mensajes, se pueden usar métodos sencillos de asignación por azar como por ejemplo tener todos los nombres de los chicos escritos en palitos de helado dentro de un frasco e ir sacando aleatoriamente. También se puede dar la situación de niños que quieran escribirle a más de un compañero y otros que no quieran hacerlo y esto también es válido. Lo importante es no forzar la situación y dar tiempo para que comience a incorporarse la práctica de un modo natural.

Muchas gracias Rocío por compartir tu experiencia y esperamos que muchos se animen a llevarla a cabo.

Lic Cecilia Marino