El análisis de la relación entre los niños, las niñas y los juegos exige la construcción de una mirada amplia. Por un lado, la presencia de las nuevas tecnologías en y para los juegos pero, por otro, la relación que los más chicos tienen con el mundo que los rodea, con sus docentes y con los adultos. Es por ello que la propuesta de la capacitación se orienta hacia dos grandes ejes: los juegos y los vínculos significativos de los niños y niñas con el mundo.

Respecto de los juegos es clave construir una mirada amplia que incluya las nuevas formas de jugar y las pantallas con las que niños y niñas se vinculan cotidianamente. Comprender los usos y las apropiaciones que existen de los dispositivos permite correrse de dicotomías tales como es bueno/es malo; es positivo/es negativo, y ampliar la mirada para profundizar en los significados que tienen los juegos para los más chicos. Jugar es una actividad muy significativa durante la infancia y debe ser comprendida en el contexto en el que ocurre: no hay forma de abordar el juego deshistorizadamente. La ubicación de toda práctica cultural en el contexto que acontece es la primera clave para un análisis posible que dé cuenta de la forma en la que los sujetos sociales -niños, niñas, pero también adultos- se relacionan con los discursos, temáticas y dinámicas que los rodean.  Finalmente, la relación con el mercado de bienes que ofrece juegos y juguetes a los más chicos completa las dimensiones de análisis para profundizar este eje.

Los vínculos que los más chicos establecen con sus pares y con los adultos son también claves para comprender de qué manera se estructuran y construyen las interacciones (lúdicas y no lúdicas) cotidianamente. En este sentido, es crucial desarrollar una propuesta de intervención por parte de los adultos que jerarquice y comprenda los significados que para los niños y las niñas tienen sus acciones y las formas en las que se relacionan con pares, adultos y con las instituciones y espacios en los que transcurren sus vidas.

Es fundamental reflexionar, en este momento cultural e histórico, sobre los roles de los docentes, de los padres y de las instituciones en las que se enmarcan estas prácticas y significados.

 

Dra. Carolina Duek

Investigadora Adjunta del CONICET

Docente de la Universidad de Buenos Aires