Seis pasos para solucionar conflictos de manera creativa

Estapropuesta tiene por objetivo favorecer una comunicación pacífica, enseñarles a los niños a buscar soluciones creativas a los problemas e introducir la idea de que el diálogo y la escucha en calma es la mejor manera de arribar a soluciones en las que ambas partes se sientan a gusto.

Pasos

  • Primer paso: Parar y recobrar la calma. Cuando el niño expresa un conflicto debemos escucharlo y darle un tiempo para recobrar la calma. Para eso se le puede proponer que respire hondo, que exhale e inhale profundo. También se puede acordar con ellos otras ideas que los ayuden a calmarse como contar hasta diez, tomar agua, salir un momento del lugar, etc.
  • Segundo paso: Hablar y escuchar. Este es el momento en que el niño expresará la situación que lo preocupa. Escucharemos sin interrumpir y vamos a favorecer que utilicen oraciones en primera persona como “me siento….cuando ( conducta concreta ) .…porque ( como me afecta ) ”.  Escuchar atentamente y luego sintetizar lo escuchado “Parece que necesitas……….o parece que sentís……¿ es así?
  • Tercer paso: Proponer soluciones ¿qué podrías hacer para resolver el problema?. En este punto favorecer que surjan muchas ideas, sin hacer comentarios. Si son muchas será mejor anotarlas. Aceptar todas las ideas sin emitir juicios,
  • Cuarto paso: Analizar cada idea, ventajas, desventajas, consecuencias. Ayudarlo a elegir la idea que sea considerada la más positiva, donde ninguna de las partes implicadas salga perjudicada.
  • Quinto paso: Manos a la obra, se diseña un plan de acción concreto ¿Qué va a hacer?¿Cómo?¿Cuándo?¿Dónde? Felicitarlo por el esfuerzo en pensar nuevas soluciones al problema
  • Sexto paso: Reflexionar y evaluar ¿cómo funcionó la solución?

 

María Cecilia Marino

 

Esta actividad forma parte del libro El Rincón de las emociones. Click Aquí


ENSEÑAR ES…Acompañar al niño a ser más autónomo.

¿HOY…Es posible a la distancia?

Con esta premisa, nos preguntamos: ¿Cómo hacer en esta virtualidad para que se produzca un aprendizaje efectivo y con sentido?

El hecho de la pandemia es una situación única, dinámica, incierta y nos atraviesa emocionalmente a cada uno de nosotros, a nuestras familias, en las situaciones diarias, en lo laboral, en lo económico, y debemos repensar cómo transitar este tiempo de la mejor manera, no detenernos y seguir avanzando.

Hoy nos toca a los educadores enseñar a la distancia, enseñar sin poder mirar a nuestros alumnos a los ojos y saber qué les pasa, cómo están, si estudiaron o no; sin escuchar esa pregunta que nos sorprenda, que nos y los desafía a encontrar otras formas de enseñar y aprender…

Nos interpela un nuevo escenario y como profesionales de la educación, hoy más que nunca debemos hacer uso de nuestras habilidades creativas, empáticas… convencidos de que nuestras acciones, nuestras propuestas pedagógicas, a pesar de la virtualidad y de la distancia forman parte de un proceso de diálogo, de comunicación, interacción y encuentro con nuestros alumnos.

Volviendo a las palabras del inicio: ACOMPAÑAR – AUTONOMÍA – VIRTUALIDAD – APRENDIZAJE EFECTIVO…nos preguntamos ¿qué recurso pedagógico podemos utilizar hoy para el desarrollo de las actividades didácticas y garantizar un aprendizaje efectivo mediado por lo virtual?Ese recurso es LA SECUENCIA DIDÁCTICA.Entendida como “una planificación estratégica, ya que no se resuelve en la simple distribución de una serie de actividades en el tiempo, sino que supone la creación de verdaderos escenarios de aprendizaje.

1Por otra parte, la creación de verdaderos escenarios de aprendizaje se verá favorecida si se promueve el diálogo entre los actores, se habilitan espacios de encuentro entre las diversidades individuales y colectivas, se aseguran condiciones para que todos los niños y adolescentes logren desarrollar sus potencialidades y aprender.

Es fundamental que las actividades promuevan articulación con los saberes y prácticas de otros campos de conocimiento, formación o espacio curricular, ya que estarán favoreciendo experiencias educativas más integrales”. López, María Cristina, Literatura y Emociones – Guía para el Desarrollo de Proyectos de Literatura y Emociones en el Nivel Primario. Ed. Proyecto Cepa, 2020.

Y en este encuadre, las actividades de aprendizaje tienen un orden interno entre sí, se articulan, partiendo de la intención docente de recuperar aquellas nociones previas que tienen los alumnos sobre un hecho, vincularlo a situaciones problemáticas y de contextos reales, produciendo un aprendizaje efectivo y con sentido.

Aquí entonces el alumno es protagonista, no un mero “activista”, hacedor de actividades sueltas. Desplegando su potencial: imaginando, explorando, curioseando, investigando…ni más ni menos que lograr, autonomía para aprender.

EL ACTO DE ENSEÑAR Y APRENDER ES UNA CELEBRACIÓN, EN ESTA AVENTURA DE APRENDER JUNTOS.

 

Profesora Cristina López, autora del libro Literatura y Emociones de reciente aparición . CLICK AQUÍ

 

Próximo curso sobre este tema: Click aquí


Ser faros en medio de la tormenta

Nos toca transitar un momento difícil en el que resulta vital observar qué pasa con nuestras emociones y vínculos. Y es importante recordar que somos nosotros, los adultos, quienes debemos tomar el timón de este barco que navega en medio de una gran tormenta.

Por ello, en la medida en que padres y educadores logremos gestionar nuestras propias emociones, que surgen ante la incertidumbre y el miedo, se va a generar un determinado impacto en niños y jóvenes. En otras palabras, en el futuro, cuando la pandemia forme parte de la historia reciente, ellos no recordarán la lucha de los científicos, la crisis económica o las consecuencias sociales del virus. En cambio, la huella que quedará en los chicos tendrá que ver con aquello que se vivía en su casa mientras duró el confinamiento, con la convivencia con los miembros de su familia, con quiénes y de qué manera compartieron los recursos y las actividades puertas adentro.

En esa aventura titánica, los adultos tenemos una responsabilidad extra, porque debemos revisar y evaluar qué significados vamos a imprimir en nuestros hijos y alumnos respecto de aquello que escapa a nuestro control, que es completamente inesperado y fuera de toda previsión. Deberemos entonces revisar nuestras prácticas cotidianas, los gestos más pequeños, y también evitar las reacciones impulsivas e intentar dar respuestas de las que ellos puedan aprender verdaderamente.

1Y es en esa tarea, compleja por cierto, que pondremos a prueba nuestra propia resiliencia, es decir, la capacidad propia para reconstruir y para renacer. Hacerlo implica un compromiso enorme, que incluye estar muy atentos a la hora de gestionar las emociones. En función de la manera en que lo hagamos, se definirá el trato de cada día y los acuerdos intrafamiliares, que deberán darle batalla y vencer al mal humor y al nerviosismo.

¿Cómo encarar este reto? Una alternativa para lograr un buen clima en casa tiene que ver con proponer rutinas. En función de las edades de niños y jóvenes, la organización de las distintas actividades que debemos cumplir contribuye a que los chicos se sientan mucho más seguros. Pero esto sólo tendrá un buen resultado si ellos sienten que estamos disponibles para acompañarlos, e implica tanto nuestra presencia física como afectiva, haciendo hincapié en lo vincular.

Creemos que esa es la mejor forma de cuidar y de guiar a nuestros hijos: centrados y orientados hacia todo aquello que aporte. Así podremos permitirles equivocaciones a la hora de cumplir con sus tareas escolares -que serán inevitables, además-, y también celebrar con ellos las ganas de enfrentar las nuevas demandas que el escenario actual les está planteando.

Para terminar, por qué no proponernos como norte la confianza, la posibilidad de construir complicidades familiares, bajando las exigencias que nos generan presión y las resistencias que nos frustran; buscando la flexibilidad y la aceptación. Probemos con la risa y el juego. ¿No salió bien? Volvamos a probar, juntos. ¿Necesitás más tiempo? No hay problema. Creamos en ellos, que una vez más sabrán hacerlo y lo harán bien.

En suma, para nosotros como educadores es muy valioso estar cerca de los jóvenes en este momento y conocer su experiencia que, como ya mencionamos, en gran medida dependerá del lugar que sepamos ocupar como adultos, siendo su guía, su escucha y su apoyo. Sepamos ser faro en medio de la tormenta.

 

Lic. Silvina Fernandes (capacitadora de nuestro próximo curso Clik Aquí)


Estamos hechos de historias

“Los científicos dicen que estamos hechos de átomos, pero a mi un pajarito me contó que estamos hechos de historias”

Eduardo Galeano

 

¿Por qué será que nos atraen tanto las historias? ¿por qué será que no podemos resistirnos cuando alguien nos dice..” no sabés lo que paso”…o “ no sabés lo que tengo para contarte” , ¿ por qué será que el HABÍA UNA VEZ  sigue siendo un imán para niños y no tan niños. ¿ Qué tienen las historias que nos atraen tanto?.

Las historias atraen porque transmiten emociones, pintan escenas, colores, nos traen aromas, sensaciones, imágenes. Las historias atraen porque nos hacen vivir otras vidas a la vez que nos conectan con nuestras propias vivencias.

A cualquier edad es placentero escuchar historias y los docentes tienen un papel fundamental como mediadores entre el libro y el niño o el joven. Para ser un mediador que entusiasma y emociona, el docente tendrá que:

  • Conocer el texto que leerá a sus alumnos y querer compartirlo con ellos porque le gusta, porque lo disfruta. En la vida cotidiana, queremos compartir aquello que nos da alegría, que nos da placer. Lo mismo pasa cuando encontramos una historia que nos gusta, queremos compartirla.
  • Generar un espacio de encuentro con las historias, con las palabras, con las imágenes, sin apuros.
  • Evitar las interrupciones para “explicar” la historia, entendiendo que el texto no se comprende sólo por lo que el docente dice sino también por cómo lo dice.
  • Abrir un espacio de conversación, no para tomar examen del contenido, sino para poner en palabras sentimientos, emociones, conexiones que surjan a raíz de compartir historias.
  • Dar un espacio para hablar del autor y también del ilustrador de los textos y reflexionar con los chicos sobre el trabajo en conjunto de ambos.
  • Respetar el texto, aunque piense que los niños no saben el significado exacto de todas las palabras que lee, ya que entiende que la comprensión de un texto va más allá de la decodificación de cada una de las palabras que lo componen.

Los libros siguen siendo objetos de irremplazable valor en la vida y más aún si se cuenta con un adulto que favorezca entre encuentro.

Cecilia Marino

Los invitamos a conocer nuestro último libro  sobre la temática de este artículo, titulado Literatura y Emociones . Click Acá.


Pensando la educación emocional. Criterios y propuestas.

Clipboard01Entrevista realizada por Gustavo Gotbeter para la Revista 12NTES a la Lic María Cecilia Marino .

La especialista nos ofrece una caracterización
básica acerca de la educación emocional y sus
modos y ámbitos de implementación, tal
como ella lo entiende en función de su experiencia.

 

 

 

 

12(ntes): ¿Qué es la educación emocional?, esto que hoy en día está un poquito en boga, pero para ser un poco más precisos, ¿cuáles son sus posibilidades, sus alcances, por qué surge, por qué este énfasis?
M.C.M: No quiero ensayar una definición de libro, pero la idea es la de educar las competencias emocionales, que son, a grandes rasgos, cinco: la consciencia emocional, la autoestima, la empatía, la regulación emocional y las habilidades sociales. Se trata de educar de manera sistemática esas competencias y eso es lo que se denomina educación emocional.
Es un proceso educativo continuo y permanente, complementario del desarrollo cognitivo.
12(ntes): En el abordaje que se hace o se plantea hacer en las escuelas, ¿constituye una práctica separada del resto del trabajo escolar o la consideran transversal?
M.C.M: Puede abordarse de ambas maneras: transversalmente o en procesos paralelos, simultáneos con las demás prácticas escolares. Sin embargo lo que yo sugiero es desarrollarlo de manera paralela al trabajo que se hace desde los demás espacios curriculares. Hacerlo de forma transversal a las áreas curriculares sería lo ideal.Pero tratándose de un contenido nuevo, algo con lo que los docentes y las escuelas recién están comenzando a familiarizarse, si lo encaramos de manera transversal corremos el riesgo de que el trabajo se diluya, se haga una especie de “como si” se implementaran estrategias de educación emocional. Proponemos dedicarle un espacio curricular, que puede incluirse dentro de lo que son las horas de tutoría, por ejemplo, o dentro del espacio que se destina a proyectos institucionales. Dedicándole un espacio adecuado y exclusivo, que puede ser semanal o quincenal, aunque se trate de un espacio acotado, que incluso no abarque todo el año, se logra un desarrollo ordenado, seguir un programa concreto y focalizado. Y además resulta un modo más asequible, digamos más amigable para los docentes, que incorporarlo de manera transversal en las áreas curriculares.
12(ntes): Las escuelas están demandando este tipo de prácticas actualmente. ¿Por qué aparece ahora con tanto énfasis, cuál es tu visión acerca de esta perentoriedad por encarar esta cuestión?
M.C.M: Yo te puedo contar sólo a partir de mi propia experiencia. Conozco el marco de la educación emocional desde el año 98, cuando trabajando como psicopedagoga en un colegio, empiezo a sentirme desconforme con esto de tener sólo un rol asistencial. Me propongo entonces hacer algo desde lo preventivo. Es entonces cuando comienzo a investigar y me doy cuenta que en España ya hacía por entonces algunos años que se venía trabajando con lo que ellos llamaban alfabetización emocional, es decir enseñar en las escuelas habilidades para el desarrollo de las competencias emocionales. La propuesta y la perspectiva me fascinaron. Ahí comienzo a trabajar de manera sistemática con esto, cuando era una novedad. Porque en las escuelas uno hablaba de emociones y era una rareza, pero decía lo mismo pero pronunciando la palabra valores, y ya no había resistencias. Hablar de emociones era una excentricidad. Luego en el año 2010 creo mi editorial. Los cursos que organizaba contaban por entonces con escasos interesados. Pero en paralelo y de a poco comienzan a aparecer otras propuestas relacionadas con la educación emocional. En buena medida desde la rama del coaching, y empieza a generarse una moda, por la que yo particularmente no me identifico en absoluto.
112(ntes): ¿Por qué?
M.C.M: Porque a menudo las modas banalizan los contenidos y las propuestas. Insisto mucho en que no se trata, o no debería tratarse, de una moda. Para quienes estamos convencidos es realmente muy importante enseñar a los alumnos a manejar el estrés, a regular sus respuestas, a auto conocerse, a mejorar su autoestima, a tolerar la frustración. No se trata de una moda y es un complemento indispensable en el desarrollo cognitivo. Entonces volviendo a tu pregunta, de por qué lo demandan ahora mucho en los colegios, creo que se relaciona con el aumento de la violencia, de las demandas sociales hacia la escuela. Muchas veces la escuela no encuentra respuestas adecuadas a estos problemas, a las demandas de padres y de los chicos. Es obvio para nosotros que este marco no tiene todas las respuestas ni para estas cuestiones ni para muchos otros desafíos que se plantean en la escuela. Tenemos que disponer de más herramientas para abordar los aspectos socioafectivos. Esta necesidad aparece porque no sabemos cómo ayudar a los chicos a resolver conflictos, no sabemos cómo trabajar la violencia, y bueno ahí aparece la educación emocional. El problema con las modas es que muy a menudo banalizan los contenidos y las propuestas.
12(ntes): ¿Podrías describir algún tipo de propuestas o qué cosas se hacen con los chicos, algún ejemplo de práctica?
M.C.M: Hay muchos abordajes posibles. Yo te puedo contar el que tiene que ver con mis ideas y mi estilo. A mi me gusta el abordaje activo, donde los chicos pongan el cuerpo, donde se trabaje en grupos, y donde exista la posibilidad de conversar y de desplegar algo de lo interno, a través del arte, de la palabra, de cuerpo. Por ejemplo, algo que hacemos con chicos pequeñitos de 6 años, un escudo personal, que es una actividad donde los chicos elaboran su escudo. Ese escudo está dividido en dos partes: en una tienen que dibujar o escribir “las cosas que me salen bien” y en la otra “las cosas que me cuestan y me gustaría aprender”. Ahí aparece todo un despliegue para decorar ese escudo, para compartirlo, para compararlo con el de los otros. Esto está basado en la idea de que la autoestima se construye sobre la certeza de que las personas tenemos fortalezas y debilidades, no solo fortalezas, y que por lo tanto es importante, desde muy chiquitos, que los chicos tomen consciencia de que hay cosas que salen bien y cosas que les cuestan. Pero que también de que esas cosas que les cuestan con esfuerzo las pueden mejorar, aunque no lleguen a ser su fortaleza. Por eso el escudo contempla “lo que me sale bien”, “lo que me cuesta pero me gustaría aprender”, y mostrarles a las personas una visión realista de ellos mismos. Se trata de constatar que todos somos únicos y diferentes y que no a todos nos salen bien las mismas cosas, ni nos cuestan las mismas cosas. Este concepto teórico es “bajado” a chicos de 6 años que lo asimilan muy bien. A mi me gusta trabajar con slogans. Supongamos que el eslogan es este: “Lo importante es intentar”, porque si yo intento seguramente puedo mejorar y puedo aprender, entonces es un logro maravilloso cuanto a los dos o tres días de clase vos escuchás que un compañero le dice al otro: “no digas que no podés, lo importante es intentar”. Ahí es cuando empezás a ver cómo comienza a circular en el aula otro discurso, a partir de empezar a implementar, o enseñar estos contenidos que pareciera que están dados, que son obvios, pero no lo son. No lo son tampoco, por ejemplo, para las familias. Algún padre te dice: “¿pero cómo le voy a decir a mi hijo que hay cosas que le cuestan?”, y… sí, es una visión realista de ellos mismos y a partir de eso se construye la autoestima. Son contenidos que no son tan obvios.
12(ntes): Hablando de padres y de docentes. ¿Qué tipo de trabajo proponés para hacer justamente con ellos?
M.C.M: Con los docentes hay que trabajar mucho. Yo llevo a cabo capacitaciones generales y cursos de especialización en educación emocional y social, donde se profundiza en el marco. Se trabaja con los docentes desde el marco teórico y la práctica como este ejercicio del escudo, para que puedan reflexionar, intercambiar, comparar, sacar sus propias conclusiones. Trato de que los docentes saquen ideas de otras áreas que no sean las tradicionalmente pedagógicas. Los estimulo a que piensen propuestas a partir del arte, la música, el marketing, la comunicación. El trabajo que yo hago con los docentes no es solo capacitarlos teóricamente, sino también en metodologías activas, innovadoras, creativas, artesanales, porque si no corremos el riesgo de convertirlo en un contenido árido, aburrido, lo cual contradice lo que los mismos supuestos de la propuesta intentan promover. Con los padres y madres organizo talleres en los colegios. Me gustaría hacer más cosas. Yo organizo talleres generales en los que la gente participa, agradece. Uno a veces se queja de que las familias no colaboran y están alejadas de la realidad de la escuela. Sin embargo los padres agradecen que se traten estos temas, lo valoran. Les tranquiliza que esto se aborde en la escuela e, incluso, piden herramientas para aplicar en las casas. Sin embargo, ahí queda.
He propuesto a muchas escuelas organizar talleres con pocos participantes, en un encuadre más íntimo, donde se den las condiciones para un trabajo más reflexivo sobre crianza y educación emocional.
12(ntes): ¿Hay receptividad para este tipo de abordaje más profundo?
M.C.M: En pocos. En general todavía no he tenido mucho éxito. Se trata de propuestas de participación optativa. Las reuniones masivas son muy buenas para iniciar, para sensibilizar, ponerlos en tema, pero estaría bueno tener espacios de reflexión en espacios grupales más reducidos. Además siempre sugiero informar qué contenidos de educación emocional se trabajan en la escuela con los chicos en las distintas edades, porque obviamente no es lo mismo lo que se hace con niños y niñas de 5 años, donde el eje es la autoestima, el autoconocimiento, que con niños de 9 o 10 donde el eje está puesto en la empatía, o de 12 con quienes se trabajan habilidades sociales. La comunicación es importante, mantener a las familias informadas de lo que se lleva a cabo en la escuela, a través de notas en el cuaderno de comunicaciones o los envíos de mails o el sistema de que disponga la escuela. Se trata de contarles acerca de los contenidos, qué implican, cuáles son los fundamentos. Las familias tienen que estar al tanto como sucede con otros contenidos curriculares, porque hay consignas que los chicos tienen que llevar a las casas. Las familias tienen que estar al tanto como sucede con otros contenidos curriculares.
12(ntes):Mencionaste edades de 6, 9, 12 años ¿En la secundaria también hay experiencias en educación emocional?
M.C.M: Sí. Falta material. Nosotros estamos armando. Se trabaja los mismos contenidos de la educación emocional que son conciencia emocional, autoestima, empatía, regulación emocional y habilidades sociales. Estos cinco ejes se abordan en los tres niveles educativos. Claro que en el jardín el trabajo está más centrado alrededor de lo que tiene que ver con la pregunta ¿quién soy?, es decir: autoconocimiento y autoestima. A partir de los 9 años el trabajo se centra en quien es el otro: empatía. Y a partir de los 11 o 12 se va a relacionar más con la pregunta: ¿cómo nos relacionamos?, habilidades sociales. Sin embargo esto no significa que en la secundaria no se trabaje autoconocimiento y autoestima. Estas habilidades se pueden abordar en todas las etapas educativas. En secundaria el abordaje es a partir de consignas con fuerte énfasis en las dinámicas grupales. Los logros, obviamente, serán mayores si el trabajo ha comenzado en edades más tempranas. Para eso la escuela debe disponer de un programa para todos los niveles, progresivo. Si comenzamos recién en la secundaria, nos encontraremos con adolescentes que, si hablan de ciertas cuestiones por primera vez, tendrán más dificultades o limitaciones. Por eso nuestra propuesta es comenzar en sala de 5.
12(ntes): ¿Tu trabajo es en escuelas privadas y públicas?
M.C.M: Trabajo sobre todo en escuelas privadas de todo el país. En escuelas públicas he tenido algunas experiencias aisladas como en el interior de la provincia de Santa Fé. He impartido capacitaciones a sus docentes de todos los niveles, incluso en colegios técnicos. Y ha habido mucho interés.
12(ntes): Mencionaste que tu trabajo parece ser encarado desde una concepción preventiva. ¿Qué efectos ha tenido? Me refiero fundamentalmente a la escuela secundaria, donde algunas situaciones son complejas.
M.C.M:Nosotros aportamos herramientas. Cuando el docente está inmerso en el tema, ha leído, cuando hace actividades periódicamente, cuando sabe a qué apuntan las actividades, dispone de más herramientas para abordar situaciones conflictivas, frente a ese alumno que a lo mejor no puede aprender por su baja autoestima. O ante otro que quizás intempestivamente le dio un golpazo a un compañero. Dispone de mejores herramientas para afrontar esas situaciones de una manera más efectiva. Ahora bien, y ahí volvemos al tema de las expectativas y de la moda, la educación emocional no evita los conflictos en la escuela. Existe una gran cantidad de variables que intervienen: el contexto, el temperamento y la personalidad de los chicos, las posibilidades de cada docente, las familias. Pero la educación emocional brinda herramientas que permiten administrarlo, mitigar sus efectos negativos, potenciar los positivos.
Esto no es una…
12(ntes): …panacea de resolución de todos los males.
M.C.M: Exacto. Ni una panacea ni una cuestión de que si no haces esto tu escuela se hunde en lo peor. Se trata de una herramienta maravillosa porque desarrolla habilidades para la vida. Dependiendo la personalidad y el temperamento de las personas habrá quienes tendrán mayor capacidad que otros de desarrollarlas, pero la escuela no puede dejar de brindárselas a todos.
En los casos donde se trabaja con estas dinámicas, con esta propuesta se logra un mayor conocimiento del grupo de alumnos porque el docente tiene otra llegada a los chicos. Esta propuesta no es una panacea de resolución de todos los males.
12(ntes): Mejora el clima…
M.C.M: Mejora el clima del aula enormemente. Los chicos empiezan a poder decir las cosas de otra manera: ‘’me molesta, no me gusta, estoy triste, esto me enoja’’, lo cual, por ejemplo, disminuye la ocurrencia de las explosiones de ira. Internalizar herramientas para el manejo del estrés frente a una prueba, frente a algo nuevo, frente a algo que les cuesta. Me gratifica mucho cuando después de una capacitación se me acercan docentes que me dicen: ‘’esto me sirve para mi’’. Cuando un docente te dice eso y puede frenar y darse cuenta que las habilidades emocionales se pueden desarrollar, que pueden aprender determinadas conductas que les van a mejorar su calidad de vida -y por lo tanto la calidad de vida de los que le rodean- eso es realmente maravilloso. Yo tengo muchos reportes de que esas cosas suceden: el docente que registra, que tiene otro nivel de autoconciencia, que logra otro nivel de comunicación con los alumnos, que logra otro clima.
Y que los chicos comienzan a hablar naturalmente de sus emociones y de sus sentimientos, lo que permite que se escuchen más, que puedan auto conocerse y comprender mejor al otro, es impresionante. Cuanto más temprano se comience el trabajo con los chicos, más rápidamente lograrán incorporan nociones tan importantes como que todos nos equivocamos, que no está mal equivocarse, que si uno se esfuerza el resultado puede ser mejor, que todas las personas sentimos emociones diferentes y que no está mal sentirlas, cualquiera que sea, lo que es bien distinto a actuar en función de esas determinadas emociones. Que no es ni bueno ni malo enojarse, que es algo que nos pasa a todos, pero que no está bien, si estoy enojado, darle una piña al otro. Los chicos aprenden a naturalizar sus emociones, y a aceptar que frente a un mismo hecho podemos sentir distinto. La educación emocional es la base de educación en valores: no puedo hablar de respeto si no le enseñé antes el concepto de empatía. Esta es la dirección del trabajo que llevamos a cabo. Contar con estas herramientas para nosotros y para nuestros alumnos es una manera muy linda de ayudarlos a vivir una vida mejor, una vida más plena, y la escuela también tiene enseñar a la gente a ser feliz además de enseñarle matemática.

Para ver el Número completo del Newsletter que integra la nota Click Aqui


Resignifiquemos nuestras fechas patrias en este tiempo de aislamiento

Los videos de Fechas Patrias como así también el material anexo que se presenta con ellos (para verlos click aquí), fueron pensados con la intención de reforzar contenidos y aportar ideas para celebrar los actos patrios en la escuela.

Cuando fueron elaborados, en ningún momento se imaginó que estaríamos viviendo la situación de pandemia y aislamiento por la que atravesamos en la actualidad. Situación que nos lleva a buscar mil y una formas de acercarnos a nuestros alumnos, contenerlos y enseñarles.

Entre tanta incertidumbre, tal vez nos preguntemos qué será de nuestros queridos actos patrios en este contexto tan particular, con nuestros jardines y colegios vacíos; con nuestras calles y plazas forzosamente deshabitadas.

La historiadora María Sáez Quesada, cita lo siguiente en relación a los festejos que se realizaron en ocasión de cumplirse el primer año de la formación de la Primera Junta, el 25 de Mayo de 1811: “… la gente acudió en forma masiva a los festejos en la Plaza de la Victoria, vivando a la Junta, a la Patria, a la libertad civil y a la unión americana. Su entusiasmo sorprendió a los mismos organizadores. No era un país fácil ni un camino sencillo el que se abría en adelante. Todos los riesgos del ejercicio del poder con sus inseparables vicios ya se habían hecho presentes. Y a pesar de todo festejaban.”

Hoy no podemos acudir masivamente a ningún lado, pero sí podemos, a pesar de todo, celebrar. Los actos patrios son una oportunidad para interpelar a la historia, para hacerla viva preguntando desde las problemáticas del presente. Dejan huellas en la memoria individual y colectiva y generan efectos en la construcción de ciudadanía. No podemos pasarlos por alto; menos aún en este contexto de aislamiento, en el que necesitamos especialmente sentirnos cerca unos de otros. Por tal motivo, hoy se presenta ante nosotros – educadores – una posibilidad maravillosa: potenciar el sentido de lo que celebramos en cada fecha patria, ya que esto nos aúna y nos recuerda cómo en situaciones tan adversas, existió una sociedad que logró abrirse paso.

Estos videos y las propuestas didácticas que los acompañan, pueden ser adaptados al entorno virtual en el que actualmente estamos trabajando. Muchas de ellas procuran incluir a la familia para ser compartidas después entre todos y, por supuesto, recreadas con otras ideas.

Que la enseñanza y el aprendizaje de nuestra historia, sean siempre una ocasión para repensarnos y ayudarnos a construir una sociedad mejor.

Lic. Susana Norma Fernández

Profesora de Historia

Lic.  en Ciencias de la Educación


Las emociones en el aula virtual

Todos sabemos que sin vínculo, sin emociones positivas, sin clima emocional amoroso y respetuoso es muy difícil aprender. Ya entendimos que para desplegar nuestras habilidades y capacidades necesitamos sentirnos amados, valiosos e importantes.

¿Cómo hacer para llevar esto a las aulas virtuales además de garantizar la continuidad pedagógica? ¿Cómo reemplazar el abrazo, la mirada, la sonrisa, el aplauso, que tanto motiva y abre la puerta para cualquier aprendizaje? ¿Cómo llenar ese tanque emocional que nos da el combustible y la fuerza necesaria para hacer frente a cualquier dificultad?.

Los chicos, las familias, los docentes,  estamos transitando un momento de mucha incertidumbre, atravesados por una montaña rusa de emociones.
Lo más importante en este momento es el ENCUENTRO, es buscar todos los modos posibles para compartir y sostener ese vínculo, de cariño, de seguridad emocional, de crecimiento.
Las tareas y propuestas escolares hoy no tienen que ser carga ni generar más angustia o ansiedad. ¡Al contrario!

Tenemos que ser creativos para buscar recursos y llegar a los chicos, a sus corazones, llevándoles un mensaje de amor, de calma, de seguridad, de que esto va a pasar y que todo va a estar bien. El mensaje tiene que ser de validación y esperanza: “estamos haciendo nuestro mayor esfuerzo, lo mejor que podemos”, "lo estás haciendo muy bien”, “te felicito, te aplaudo, te extraño, te quiero”, “todo va a estar bien”.

Que nuestros encuentros con ellos, sincrónicos o asincrónicos sean fiesta, juego, alegría, optimismo, gratitud. Que tengan SIEMPRE lugar para expresar y compartir sus emociones, sus alegrías, sus preocupaciones, sus preguntas!

Que la tarea escolar esté, ¡claro que sí, pero luego de todo esto.¡Es tanto y tan importante lo que estamos aprendiendo en estos días!  Habilidades esenciales para la vida: empatía, paciencia, solidaridad, resiliencia, tolerancia, compasión, perdón...

Que este tiempo que nos toca pase por nosotros y nos transforme. Saldremos modificados y fortalecidos.

Guadalupe Guerrero

Psicopedagoga

Próximo curso de la psicopedagoga Guadalupe Guerrero sobre este tema: CLICK AQUÍ


Menos es más

Tres claves para educar en tiempos de pandemia

 

-Hola ¿Cómo estás?

- Agotada, trabajo mucho más que antes. Estoy doce horas por día en la computadora.

Cristina, docente de una escuela primaria de la Ciudad de Buenos Aires

-Hola ¿Cómo estás?

- Cansado, confundido. Los profesores creen que como no dan clases presenciales, nos tienen que llenar de cosas para leer. Es imposible leer todo lo que nos mandan.

Pedro, estudiante de medicina, UBA

-Hola ¿Cómo estás?

- Acá estoy…Ahora mejor. Las dos primeras semanas de cuarentena fueron terribles. Ahora estamos más organizados y yo me estoy concentrando en contener a mis docentes, acompañarlos en sus distintas maneras de manejarse con la tecnología. Les mando un mensaje todos los días, los saludo por el cumpleaños y cuido que se sientan acompañados.

Susana, directora de secundaria de una escuela de la provincia de Buenos Aires

-Hola ¿Cómo estás?

- Acá estamos…con días mejores y días peores. Los primeros días me puse como loca. Juana no entendía nada de las tareas que le mandaba la maestra y yo me ponía muy nerviosa al tener que explicarle. Creo que esta nena me tomaba el pelo…Ahora bajé un poco la exigencia.

Laura, mamá de Juana de 6 años

Estas historias pueden ser la de cualquiera de nosotros. Si somos docentes, directivos, padres, estudiantes, estamos atravesados por el contexto y las emociones que este genera.

Educar en tiempos de pandemia no es lo mismo que educar en la normalidad. Estamos en una emergencia y la particularidad de este tipo de situaciones es que sobrevienen, no da tiempo a prepararse, nos alteran los planes, implican riesgos y potencian las emociones desagradables como el miedo y la ansiedad.

De un momento para el otro, los educadores tuvimos que cambiar el pizarrón por la pantalla y el aula por la cocina de casa. Si bien algunos colegios ya tenían aceitado el uso de plataformas, no es lo mismo la educación a distancia en contextos habituales que en contextos de emergencia. Por otra parte, muchos colegios de nuestro diverso país tuvieron que arbitrar los medios para asegurar la continuidad pedagógica sin contar con una experiencia previa de virtualidad.

Ahora que pasaron las primeras semanas de desconcierto y confusión que se traducían a veces en sobre exigencia, agobio y distancia emocional, las cosas se van acomodando y escucho cómo los educadores pueden empezar a poner un poco de cordura ante tanta confusión.

Quiero compartir con ustedes tres recursos que considero importante atender en el diseño de las clases a distancia. Quizá se sorprendas ustedes al ver que se trata de rescatar “viejos recursos” para afrontar este contexto. Que no se trata de llenar a los niños de deberes ni de pretender que todo debe seguir como si nada hubiera pasado. Se trata de que los docentes seamos capaces de seleccionar, priorizar y poner el foco en cuestiones esenciales.

  1. UTILIZAR EL LENGUAJE NARRATIVO: Como explica María Acaso, profesora e investigadora española, “lo narrativo huye de los rectilíneo, se recrea en los usos de lenguaje (ya sea oral, escrito, audiovisual) y explora el inconsciente, creando conexiones rizomáticas que enlazan con la emoción, los recuerdos, los deseos, lo prohibido, lo monstruoso, lo hermoso…y es precisamente en ese lugar donde se produce el recuerdo y el aprendizaje sucede”

          ¿Cómo usar lo narrativo a través de las pantallas?

Cuando damos una consigna, subimos una tarea atender a las siguientes cuestiones:

  • Saludar a los alumnos: Atender a la manera en que nos dirigimos a ellos inicialmente como por ejemplo querido alumno, Juan, hola, espero te encuentres bien, te damos la bienvenida, etc

  • Utilizar un lenguaje cercano y coloquial para la redacción de las consignas

  • Saludar también de manera cálida: Nos seguimos leyendo!Nos encontramos mañana! Espero tus consultas, etc

  • Firmar con el nombre.

Usando textos literarios como poesías, cuentos cortos, canciones, frases.

Contando anécdotas propias o de otros, sensaciones, emociones.

Inventando un personaje con los chicos al que le “damos vida “, entre todos y puede servir de nexo entre distintas actividades y propuestas.

Poniendo a nuestras clases nombres divertidos y sorprendentes que disparen la imaginación y generen intriga en los chicos.

 

  1. FAVORECER LA CONVERSACIÓN: La clase presencial nos permite ejercer el arte de la conversación, una preciosa manera de compartir, conocernos y contribuir significados compartidos. ¿Cómo rescatar la conversación a través de pantallas?

 

  • Favoreciendo, en la medida de las posibilidades, intercambios en tiempo real a través de los medios que le resulten más accesibles a la comunidad de cada colegio:video llamadas por whatsapp, mensajes de chat por whatsapp, espacios de consulta con día y horario que se pueden organizar en pequeños grupos, utilizar las plataformas disponibles para ese fin (zoom, meet) o si no es posible nada de esto no descartemos usar la clásica llamada telefónica o el chat de Facebookpor ejemplo.

 

  1. HUMOR Y JUEGO: Siempre decimos que en la escuela hay “poco tiempo para jugar” y también nos quejamos de que el espacio no ayuda, que son muchos alumnos, que hay que correr los bancos, etc..etc.

Quizá esta sea una buena ocasión para introducir algunos juegos por ejemplo de palabras, o dar consignas con un toque lúdico por ejemplo. Ana María Shúa, nos brinda exquisitas poesías para niños, donde juega con la rima y el humor. Les compartimos en este link una que forma parte de una nota anterior de nuestro blog https://www.proyectocepa.com/los-payasos-no/

 Por otra parte, Luis Pescetti nos regala un montón de canciones, cuentos y rimas que pueden deleitar a chicos y grandes https://www.luispescetti.com/categorias/chistes/

Con los alumnos más grandes, podemos hacer una recopilación de los mejores diez memes relacionados con la cuarentena por ejemplo y hasta inventar el propio y votar un ganador.

Espero que estas tres sencillas claves, sean un aporte para sus propuestas a distancia y sobre todo les sirvan para revalorizar cuestiones esenciales que hacen a la humanización de la relación pedagógica, tan fundamental siempre y ahora más que nunca.

 

 

Lic. María Cecilia Marino

Psicopedagoga

Directora de Proyecto Cepa

 

Próximo curso de la Lic. Cecilia Marino sobre este tem: CLICK AQUÍ


Recursos para la cuarentena y más allá

1- EDITORIAL PROYECTO CEPA

El blog de esta editorialcontiene actividades y numerosas notas sobre educación socio-emocional.1

https://www.proyectocepa.com/novedades/

 

 

2- CASEL - Collaborative for Academic, Social, and Emotional Learning2

Nos brinda distintos recursos relacionados con el aprendizaje social y emocional durante el COVID 19. Incluye pautas para educadores,

planificación de la comunicación, apoyo al equipo docente, e información sobre el COVID 19 que debemos saber y cómo transmitirla.

https://casel.org/covid-resources/

 

3-  ASOCIACIÓN CHICOS.NET3

Es una organización civil sin fines de lucro que trabaja desde 1998 para mejorar la calidad de vida de niños, niñas y adolescentes. Diseña e implementa iniciativas que promueven el cumplimiento de los derechos de la niñez. Incluye instructivos para crear y programar desde casa, guías para entender las redes sociales, recursos para ESI, infografías, narrativas digitales, recursos para la escuela y familia, kits didácticos, libros y juegos.

https://www.chicos.net/categorias/guias/

 

4- CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN4

Conjunto de recursos digitales de la consejería del Gobierno de Canarias. Incluye más de 80 herramientas, incluyendo videos, cuentos, aplicaciones, dibujos, juegos, técnicas de relajación.

http://www3.gobiernodecanarias.org/medusa/ecoescuela/recursosdigitales/tag/emociones/

 

5- SEGUIMOS EDUCANDO5

El Ministerio de Educación de la República Argentina proporciona materiales, recursos e ideas para seguir educando. Una propuesta que articula los contenidos de TV, una serie de cuadernillos y materiales digitales a fin de facilitar y promover el acceso a contenidos educativos y bienes culturales.

https://www.educ.ar/

 

6- CANTICUÉNTICOS6

Desde Santa Fe, Argentina, esta página dispone de canciones, videos y cuentos para chicos. También está la posibilidad de descargar letras, acordes, partituras y karaokes de toda la música. Se juega con el humor, la sorpresa, la emoción y la creatividad, abriendo una puerta abierta para imaginar, pensar y preguntar.

http://www.canticuenticos.com.ar/

 

7- APRENDEMOS JUNTOS7

Un proyecto de educación para una vida mejor. Aquí se crean experiencias de aprendizaje prácticas para que profesores y padres ayuden a sus alumnos e hijos a conseguir las capacidades que necesitan. Incluye un apartado de inteligencia emocional, en donde se encuentran videos, guías con información teórica y práctica para trabajar el tema y material descargable para utilizar en aquellas dinámicas que lo necesiten.

https://www.bbvaaprendemosjuntos.com/es/aprendea

 

8- CANAL PAKA PAKA8

En la página web de este canal de televisión se encuentran videos, juegos, actividades, audios, aplicaciones e incluso programación en vivo.

http://www.pakapaka.gob.ar/

 

9- RAMÉ EDUCACIÓN9

Una plataforma con recursos para acompañar a los docentes a navegar la ola de la educación digital. Incluye herramientas didácticas para crear recursos interactivos, recursos multimedia, recursos para evaluar, rutinas de pensamiento, herramientas de comunicación y documentos pedagógicos.

https://en.rame-educacion.com/

 

10- EDUCACIÓN 3.010

Este medio de comunicación líder en innovación educativa ofrece una amplia gama de recursos, incluye videos, juegos y notas sobre cómo trabajar distintos aspectos, tales como ansiedad, autoestima, escucha activa y conductas disruptivas.

https://www.educaciontrespuntocero.com/recursos/educacion-emocional/

 

11- CUENTOS DE SILLÓN11

Cuentos narrados por actores famosos. Ellos se sientan en el sillón de Enriqueta para leer cuentos de terror, misterio, humor o amor de diferentes autores argentinos.

https://www.educ.ar/recursos/108656/una-sombra-como-yo-cuento-de-franco-vacarini

 

12- LUIS PESCETTI12

Esta página web incluye numerosos chistes, canciones, juegos, libros, discos y videos, incluso shows completos de Luis María Pescetti.

https://www.luispescetti.com/categorias/chistes/

 

13- EDUCAPLAY13

Permite introducir contenidos y digitalizar actividades educativas: adivinanzas, crucigramas, dictados, completar frases, diálogos, ordenar letras y palabras, relacionar, mapas interactivos, presentaciones, ruletas de palabras, sopas de letras, tests y video quiz.

https://es.educaplay.com/recursos-educativos/5376973-rimas.html

 

14- UTOPÍA EDUCACIÓN14

Este sitio hecho por y para educadores tiene notas, instrucciones y archivos descargables para realizar numerosas actividades.

https://utopiaeducacion.wordpress.com/

 

15- BUENOS AIRES CIUDAD 15

Este PDF se titula “Evaluación y seguimiento en contexto de aislamiento” y contiene material con orientaciones, recursos e instrumentos para colaborar con los docentes al momento de evaluar los aprendizajes de los estudiantes.

https://www.buenosaires.gob.ar/sites/gcaba/files/evaluacion_y_segumiento_en_el_contexto_de_aislamiento_social-.pdf

 

16- OBS STUDIO16

Permite grabación de video de la pantalla y transmisión en vivo, para facilitar una exposición en clase.

 

17-DU RECORDER17

Permite grabar la pantalla del celular, y así poder explicar cómo usar aplicaciones y programas.

 


Mira que llamo al policía….

Educar en el miedo ó educar en el amor

 

Me llegó en estos días la noticia de que existe una APP que se llama Policía de niños, que propone a los padres simular que están llamando al 911 en donde supuestamente atiende un policía y los padres denuncian el mal comportamiento de sus hijos. De ese modo, logran asustar a los niños y que todo vuelva a la tranquilidad. Esto me lleva a reflexionar sobre una de las emociones que más daño puede hacer a las personas y a los vínculos, que es el MIEDO y les propongo reflexionar juntos sobre si queremos educar en el miedo ó educar en el amor.

Estos días de encierro y aislamiento social no son fáciles para nadie, ni para los grandes ni para los chicos. Los chicos son quienes deben ser cuidados por los grandes y la situación requiere que pongamos en juego acciones y actitudes que son deseables que las tengamos en la crianza en general y aún más en este momento tan especial.

Criar hijos requiere creatividad, flexibilidad, paciencia (en el sentido de adaptarnos a lo que nos toca vivir y no sólo estar esperando que pase), empatía, comprensión, límites, cuidado, amor. Los chicos están viviendo esta situación con muchas emociones a flor de piel: desconcierto, aburrimiento, tristeza. También tienen expectativas y apertura a aprender, porque esto es propio de los niños y por supuesto tienen ganas de jugar, de moverse y de sentirse queridos por los adultos.  No necesitan que los amenacemos con la policía, no es por ahí, no es con el miedo. Es con el amor que se educa. El amor pone límites, porque entiende que estos cuidan y ayudan a crecer. El amor no amenaza, el amor no desvaloriza ni ridiculiza. El amor no busca el camino más fácil sino el más positivo para el otro.

Les comparto algunas ideas sencillas que pueden servir para transformar la cuarentena en un tiempo de aprendizaje compartido, en un tiempo para poner en juego acciones amorosas que cuiden y ayuden a crecer, en un tiempo donde el clima emocional de la familia sea preponderantemente de alegría, respeto, calma. Porque el clima emocional de la familia será algo que acompañará a nuestros hijos a lo largo de su vida. Cuidemos las emociones que circulan en casa.

  • Mantener los hábitos de comida y sueño: evitar que los chicos y en especial los adolescentes duerman de día y estén despiertos de noche ó estén comiendo sin control.
  • Mantener los hábitos de aseo personal y del hogar.
  • Hacer de la casa un lugar de descubrimiento: favorecer que ayuden en las tareas cotidianas como poner la mesa, lavar la ropa, planchar, barrer, etc siempre con el acompañamiento de un adulto que entiende que esto puede ser una aventura nueva para un niño sobretodo si le damos feedback de los progresos y logros.
  • Hacer actividades compartidas: cocinar, jugar un juego de mesa, armar un álbum de fotos de lindos momentos de la vida del niño, etc.
  • Favorecer momentos de soledad: Tolerar que “no estén haciendo nada”. Dejarlos tirarse en la cama, mirar el techo, quedarse jugando solos en su cuarto.
  • Hacer tareas de arte sencillas: pintar, coser, cortar, plegar, armar.
  • Buscar un momento para reír juntos: a los chicos les encantan los chistes, colmos, adivinanzas, etc. Hay disponibles muchos libros de estos con contenidos para chicos ó se pueden buscar en la web y hacer una colección por temas ó por tipo de texto.
  • Enseñarles alguna manera sencilla de relajarse a través de estiramientos, bostezo, masaje o automasaje.

Espero que estas ideas sirvan para hacer de la cuarentena y de la crianza en general un tiempo de encuentro y no de batallas, un tiempo de cuidado y no de amenazas, un tiempo de amor y no de miedo.

 

Lic. María Cecilia Marino