Inclusión educativa: empezando por casa

Fundamentos del enseñar y el aprender

Padres  y educadores muchas veces consultan por sugerencias para que el niño preste atención, deje de escaparse del aula, se porte bien en sus sesiones y, en algunos casos se implementa alguna estrategia genérica o inmediata: ¨Lo estamos entrenando para que se quede sentado¨, ¨Va acompañada con alguien para que preste atención¨, ¨Si te quedás sentada te doy un bombón¨.

Esto podrá servir para el momento, pero luego seguimos encontrando, muchas veces, cuadernos completados por el adulto, chicos que cuando están solos no saben cómo actuar o aprendizaje de memoria que luego no apelan a implementar.

Frases como ¨Nada lo motiva¨, ¨No pone esfuerzo¨ o ¨Tiene poca tolerancia a la frustración¨, tampoco sirven para encontrar que este chico sea autónomo o que los padres y docentes sepan cómo ayudarlo.

Conociendo el perfil de aprendizaje individual de cada chico, sabiendo cuál es el concepto de aprendizaje, entendiendo los procesos cognitivos que subyacen al aprendizaje y a la conducta y teniendo herramientas para valorar las fortalezas y debilidades, podremos tener soportes que nos ayuden a balancear las oportunidades que, caso contrario, serían oportunidades perdidas.

La diferencia entre el aprendizaje que puede realizar cualquier ser vivo al que podría realizar un ser humano, radica en la posibilidad que tiene este último de asociar, relacionar, generalizar.

Bruner (1978) plantea que la participación activa del sujeto es uno de los principios fundamentales del aprendizaje, para el cual a partir de la categorización el individuo transforma la información recibida del exterior – la codifica y clasifica – formando conceptos, infiriendo y tomando decisiones.

Rydell (2012) explica que si enseñamos de manera guionadora y directiva (el adulto es quien está pensando), el niño será un aprendiz guionado y dirigido, si esta es para él la única manera de buscar claves interpersonales y ambientales para participar convencionalmente. Explica la diferencia entre trabajar procesos y trabajar para resultados. Si nos enfocamos sólo en el resultado (que cumpla con la tarea, que resuelva la operación, que responda correctamente) no les damos a los chicos la oportunidad de que desarrollen aprendizaje asociativo.

Los chicos con NEE, necesitan trabajar específicamente los procesos subyacentes,  es decir lo que debería lograr previo a poder adquirir como habilidad el logro de una conducta: de lo contrario, puede, incluso que lleguen a “dominar” gran cantidad de información, pero sin saber cómo ni cuándo usarla, lo cual no constituye un aprendizaje significativo, funcional ni ecológico. Así, por ejemplo, podrá mirar cuando alguien le pida, pero si no sabe orientar la atención, interpretar qué está pensando el otro, qué corresponde hacer y cómo debería actuar; tal vez, encontremos una conducta mecánica – reforzada – pero en otro contexto pueda no implementarla.

Cambiar el paradigma: trabajar sobre el proceso de aprendizaje, más que sobre resultados y adquisiciones.

 

Cuando un niño está preparado atencionalmente para mirar alrededor y ver que están haciendo todos: aprende del modelado. Los modelos sociales están ahí, es el niño quien tiene que estar listo para significar eso que observa y aplicarlo a su propia conducta.

 

Rydell (2012) define el niño como un aprendiz activo, y se considerará que una habilidad ha sido aprendida, cuando ese niño sea capaz de aplicarla en diferentes lugares y circunstancias, con distintos interlocutores. Cuando sepa cómo y cuándo.  Y plantea la siguiente pregunta para que nos cuestionemos cotidianamente:

¿Quién está pensando?

 

Si trabajamos sobre el proceso de aprendizaje, tenemos que “correr el riesgo” de que el chico piense, asocie, tome decisiones, consecuentemente tenga iniciativa y ejecute, bien o mal, pero como consecuencia de su propio pensamiento.

Podemos ser modelos de lo que queremos que el niño aprenda. Si la respuesta a ¿Quién está pensando? Es EL NIÑO ¡! Quizás el resultado no se evidencie inmediatamente, pero estaremos poniendo un granito de arena en el desarrollo intelectual y emocional de ese niño.

 

Mgter. Valeria Gigena

Licenciada en Fonoaudiología (UNC) Master Internacional en Neuropsicología clínica (UEMC, España)

IG@centrocadin

Youtube: Valeria Gigena

Próximo curso sobre este tema CLICK AQUÍ


Escuelas de hoy y nuevos paradigmas ¿Cómo gestionar en clave de cambio?

Quienes estamos hace algunos años en el mundo de la educación lo vimos venir, crecer y “empoderarse”.   En las últimas décadas, el lenguaje educativo empezó a colmarse de palabras que hasta entonces eran propias de otros ámbitos.  Cerebro, mente, emociones, sinápsis;  son sólo algunos de los términos que de a poco fueron ganando terreno en la escolaridad y sus discursos.

Es así, que de la mano de esos ingresos, empezaron a surgir las preguntas:

¿Vale la pena incorporar el saber de estos paradigmas al mundo de las escuelas, las aulas, los docentes, la gestión? ¿Es realmente necesario pensar la escuela desde otro lugar?  Y principalmente, ¿pueden estas corrientes enriquecer la realidad de nuestros colegios con sus matrices de análisis, respuestas y aportes?

Con más de tres décadas de hallazgos en su haber, las Neurociencias constituyen hoy un espacio de investigación creciente y activo que profundiza en la mecánica del sistema nervioso, su estructura, función, genética y fisiología.   Entre otras cosas, la neurociencia, procura describir con precisión lo que acontece en el cerebro durante el proceso de aprendizaje.   Este aporte científico, aunque en principio sea externo a las ciencias de la educación, abrió el camino de la Neuroeducación; una disciplina incipiente que nos ayuda a concebir cómo y por qué aprendemos de la forma en que lo hacemos.   A partir de la identificación de los correlatos fisiológicos del aprendizaje, propone formas alternativas e innovadoras para abordar la tarea docente, sus métodos, estrategias, tiempos, recursos.

Ahondar en los conocimientos que tenemos los educadores sobre el cerebro, sus cualidades y potencias, puede ayudar a pensar cómo facilitar el aprendizaje, y cuáles son las mejores estrategias de gestión (escolar y áulica) para desarrollar un encuentro educativo positivo y fecundo.  La neurociencia puede ayudarnos a facilitar la elección de estrategias, recursos, entornos porque nos provee de herramientas para potenciar la atención, el bienestar, la memoria ,el aprendizaje.

Sus aportes demostraron, -entre otras cosas- que el verdadero aprendizaje se incrementa por el encuentro, el bienestar y el desafío y se inhibe por la amenaza o el desencanto: vino a subrayar desde la evidencia empírica que cognición y emoción, son y deben ser, socias concientes en este proceso.  Que no es posible mejorar los entornos de aprendizaje si antes no enfocamos la atención en mejorar los vínculos; con nosotros y con los otros.

Es ahí donde se abre espacio a este segundo aliado de la escuela actual.  Porque si la neurociencia es un camino, la educación emocional puede ser la llave que facilite el ingreso a una educación más eficiente, más certera, más humana.

Estos nuevos enfoques pueden colaborar en la construcción de una escuela que sepa partir de las certezas de la ciencia para afrontar la incertidumbre de la realidad que vivimos.  Una escuela capaz de enriquecer a su gente con herramientas emocionales y cognitivas que les permitan afrontar con serenidad y fortaleza la ambigüedad del presente.

Una escuela con equipos que sean capaces de potenciar el aprendizaje desde la emoción, la integración con el otro, y la conciencia de estar compuestos por seres sociales, emocionales y racionales por esencia y existencia. Una escuela para éste, nuestro mundo, que cada vez necesita más de instituciones que nutran y se nutran.

 

Mg. Mariela Cuda

Neuropsicoeducadora- Mg. Educación emocional

Autora de Neurociencias, didáctica y pedagogía. CLICK AQUÍ

Próximo curso de Mariela Cuda sobre este tema. CLICK AQUÍ


Climas familiares nutritivos

¿Cómo acompañar a nuestros hijos pequeños en este tiempo en el que las emociones desagradables parecen estar más presentes?

El clima emocional familiar es de gran importancia para que nuestros hijos se sientan y puedan aprender y crecer. El clima emocional es invisible, no se puede ver ni tocar, pero tiene una gran influencia en cómo nos sentimos y en lo que hacemos.

Nuestros pensamientos, nuestras acciones y nuestras emociones están íntimamente relacionados y cómo adultos debemos estar atentos a estos aspectos que conforman el clima emocional familiar. Muchas veces, sin tomar conciencia, favorecemos climas hostiles, áridos, secos, que transforman a nuestro hogar en un paisaje triste y empobrecido.

En este tiempo, atravesados por la pandemia, puede resultarnos más difícil equilibrar nuestros estados emocionales y dar lugar a emociones agradables, acciones amables y pensamientos equilibrados. Somos los adultos los que tenemos la responsabilidad de crear esos climas, para favorecer ambientes saludables para el crecimiento de nuestros hijos.

Algunos aspectos a tener en cuenta para cuidar el clima emocional familiar:

  • Centrarnos en aquellas cosas que sí podemos hacer/ modificar y actuar en ellas en lugar de ocupar nuestros pensamientos en cosas que escapan a nuestro control.
  • Mantener con los niños rutinas de sueño, comida, baño, estables ya que eso les aporta un ambiente seguro y predecible además que les asegura que sus necesidades básicas de descanso, alimentación están atendidas correctamente.
  • Jugar a juegos que diviertan tanto a niños como a adultos. Los chicos se dan cuenta cuando los adultos mentimos y permanecemos en situaciones dónde no queremos estar.
  • Jugar juegos simples: hay dos vertientes que nunca fallan a la hora de inventar juegos que son la imaginación y la investigación. La imaginación nos lleva a pensar en los juegos de roles, de disfraces. La investigación se refiere a hacer partícipes a los chicos de actos cotidianos que pueden ser motivo de investigación por ejemplo ¿cómo funciona una canilla? ¿por qué ese árbol quedó sin hojas? ¿cómo hacemos funcionar el lavarropas? Etc.

Cuidar el clima emocional de la familia es responsabilidad de los adultos. Crear espacios donde circulen emociones agradables, favorecerá que nuestros hijos se nutran de estas “vitaminas emocionales” que les permitirán enfrentar mejor los desafíos que se les presenten.

 

Lic. María Cecilia Marino

Próximas charlas destinadas a familias:

-Primeros aprendizajes en tiempos de pandemia. CLICK AQUÍ

-Educación Emocional en tiempos de pandemia. CLICK AQUÍ


ABP… UN CAMINO QUE DEJA HUELLA…

Generar propuestas educativas que permitan que todos los alumnos puedan aprender, sigue siendo uno de los desafíos de la educación actual. Para el logro de este desafío las escuelas deben iniciar un camino de revisión de sus proyectos institucionales y los docentes un proceso de reflexión sobre las propias prácticas que les permita encontrar las mejores herramientas para una educación inclusiva y de calidad. En este marco,el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) aparece como una de las estrategias más ricas transformar la vida escolar y para el logro de este desafío.

El ABP es una estrategia metodológica que apunta más allá de si misma y que busca el cambio de la cultura escolar. Para Arrighi y Mañ es un vehículo poderoso que nos permite hacer experiencia de nuevos modos de vivir la escuela. Una vez que hemos vivido una experiencia de ABP el aula, la escuela ya no es la misma, un nuevo aire ingresa y no hay vuelta atrás. Lo vivido se derrama, se desborda y va   más allá de la experiencia concreta atravesada, empapa toda la realidad. Lo vivido deja huellas.

En este mundo complejo, y en el contexto actual marcado por la fuerza de la pandemia, los docentes debemos ser portadores de esperanza y de sentido. Debemos dejar una huella más firme y fuerte que la que está dejando esta pandemia, generando propuestas que despierten a nuestros estudiantes, que les permitan comprender el mundo en que viven desarrollando competencias para actuar sobre él transformándolo.

Debemos volver a pensar qué , cómo , por qué y para qué enseñamos…. Volver a cuestionarnos, hacernos preguntas… ¿Lo que enseño se sitúa en un lugar importante para mis alumnos ? ¿Les ampliará sus horizontes? ¿Aprenderán algo significativo? ¿Despertará sus pasiones?¿Lo que enseño es motivante para mi?

El ABP abre este camino… un camino de preguntas, de indagación , de conexión con la realidad , un camino de experiencias significativas que conectan al alumno con el placer de aprender y al docente con la pasión de enseñar. No te quedes afuera. Te invito a descubrirlo.

Ivana Juyneivch- Lucía Da Pian

Capacitadoras del próximo curso sobre este tema. Para más información CLICK AQUÍ


ANCLANDO AL MOMENTO PRESENTE

Desarrollar la capacidad de aprender a estar plenamente consientes y presentes en nuestras vidas y mientras enseñamos e interactuamos con  nuestros estudiantes, padres y colegas pareciera un gran desafío y más ahora en estos tiempos con las exigencias de la vida actual en donde la multitarea y la conectividad casi veinticuatro horas al día, siete días a la semana han pasado a formar parte de la nueva normalidad y con esto la prisa constante para poder cumplir con las exigencias de la vida que se nos presenta ahora.

En medio de toda esta exigencia pareciera que no hay tiempo para detenerse, pausar y explorar cómo nos estamos sintiendo, de qué forma nos estamos relacionando con lo que estamos sintiendo y cómo estamos reaccionando a las circunstancias en lugar de responder a ellas.

Mindfulness o Atención Plena  nos enseña a  detenernos, darnos cuenta, explorar y recuperar nuestros estados de equilibrio emocional.  Nos ofrece una serie de prácticas diarias para desarrollar la conciencia plena, volver a nuestros estados de calma y buscar nuestras propias fuentes de felicidad y de bienestar y poder después integrar estas enseñanzas al trabajo educativo diario.

Una de las prácticas que se realizan para cultivar la presencia plena es la práctica de "Atención a la respiración" que les dejamos a continuación para que puedan hacerse un tiempo en algún momento del día y realizarla.

Práctica Anclando  al Momento Presente

La intención de esta práctica es aprender a tomar conciencia de la propia experiencia interior e implica tres aspectos primarios: la postura, el foco  y las distracciones.

Siéntate en una silla o en un almohadón en el suelo. Siéntate erguido pero no demasiado rígido. Puedes usar la imagen de que tu columna vertebral está suspendida de un hilo que pasa por la cabeza y se sujeta al techo; esto te ayudará a mantener una postura erguida sin hacer esfuerzos. Coloca suavemente las manos en el regazo de manera que te sientas cómodo, Los brazos deben colgar de los hombros sin tensión. Puedes tener las manos descansando sobre tus muslos o cerradas en tu regazo. Luego presta atención a tu rostro y nota cómo esta. Si notas que tu mandíbula está  tensa, trata de relajarla y haz lo mismo con todos los músculos de la cara. Puedes tener los ojos abiertos o cerrados, lo que te resulte más cómodo, si cierras los ojos, hazlo suavemente.  Si prefieres mantener los ojos abiertos relaja la mirada y dirígela levemente hacia abajo. Puedes probar cualquiera de las dos opciones para ver qué es lo que mejor te funciona.  Lleva tu  atención a la  experiencia de respirar y con toda la paciencia y delicadeza que tengas, centra tu atención en las sensaciones de expansión y contracción del vientre mientras respiras.  Tanto como puedas, suelta completamente el control de la respiración dejando que sea profunda o superficial, fuerte o suave, rápida o lenta. Como sea que la sientas está bien.  Imagina que la atención surfea las olas de la respiración del mismo modo que el barco lo hace con las olas del mar. Cuando notes que tu mente se distrae o se aleja de la respiración, simplemente con amabilidad y paciencia invítala de nuevo a volver a esta. Cuando se presta atención a la respiración, la riqueza del simple acto de respirar cobra vida: la sensación del aire fresco entrando por las fosas nasales; el aire que llena las vías respiratorias y los pulmones; la sensación de que el diafragma mueve el abdomen hacia arriba y hacia abajo con cada respiración el aire húmedo y tibio que sale por la nariz. Enfoca tu atención  en  una sola de estas sensaciones. Puedes elegir aquel lugar específico del respirar al cual naturalmente va tu atención. Quédate unos minutos atendiendo a estas sensaciones.  Cuando sientas que es oportuno abre poco a poco los ojos y devuelve la conciencia al espacio a tu alrededor.

La respiración consiente lleva la mente de regreso al cuerpo y así podemos asentarnos en el aquí y el ahora plenamente presentes para poder vivir de forma profunda cada instante de la vida diaria.

Si estamos realmente atentos a la respiración, abandonamos todo lo demás: el pasado, el futuro, nuestro miedo y nuestro enojo, porque la mente tiene un único objeto: la respiración.

Estar presentes  con  atención plena nos servirá para hacer una pausa consiente, para detenernos, observar  y poder continuar. Para cultivar hábitos que nos permitirán integrar la atención con intencionalidad y tener una actitud más abierta y ecuánime hacia lo que nos está  sucediendo a nosotros como educadores.

Lic. Yenny García

Psicóloga, Entrenada en programa de reducción de estrés basado en Mindfulness MBSR.Realizó la Formación del Programa Escuelas Despiertas Mindfulness para educadores de la Universidad de Barcelona

Capacitadora en CEPA del PROGRAMA DE MINDFULNESS PARA EDUCADORES para más info CLICK AQUÍ


Literatura y emociones

En este libro se presenta una cuidadosa selección de libros de literatura infantil para trabajar con niños de nivel primario. Esos libros nos abren la posibilidad de articular sus historias con contenidos de educación emocional

 

¿ Cómo organizamos la propuesta?

 

El recorrido está organizado en dos niveles, de acuerdo a las edades de los lectores y en relación con los contenidos de educación emocional:

Niveles Ejes Conceptualización
 

 

I

 

 

 

6 a 8 años

 

Conciencia Emocional

 

Es la capacidad de reconocer y entender las propias emociones y el modo en que pueden impactar en los otros. Identificación de emociones básicas. Regulación de las emociones. -

 

Autoestima

 

Se refiere al amor o estima hacia la propia persona, saberse importante y valioso por el sólo hecho de ser como uno es.

Se desarrolla a partir de un contexto que confirma a la persona en su unicidad (en ser como es) y la valora. -

 

 

II

 

 

 

 

 

 

9 a 12 años

 

 

Empatía

 

Es la capacidad de reconocer las emociones en las demás personas, de ver las cosas desde el punto de vista del otro, de expresarse sin herir a los demás y de establecer consenso. Etimológicamente, deriva del griego y significa “sentir dentro”. Implica una consideración por la otra persona y sus sentimientos.

 

 

 

Habilidades Sociales

 

Repertorio de comportamientos verbales y no verbales a través de los cuales los niños inciden en su medio. Estas destrezas no son un comportamiento innato de la personalidad, sino que pueden ser aprendidas.

Es el arte de manejar las emociones en las relaciones con los demás, habilidad que determina nuestra capacidad de ser populares, líderes y lograr una eficacia interpersonal.

Habilidades: Decir “no”. Solicitar cambio de conducta. Ser empático. Resolver conflictos interpersonales. Comunicación y asertividad: habilidades para                                                 escuchar, expresar vivencias y opiniones, hacer pedidos.

 

 

 

Recursos para despertar el interés y crear el clima

Para introducir cada cuento y  despertar el interés y curiosidad de nuestros lectores, para el Nivel I utilizaremos como recurso “LaBolsa de la Palabra”. Dentro de una bolsa de tela, cuidadosamente decorada.  tendremos por ejemplo: el libro de cuentos, objetos, imágenes o pedacitos de textos que den indicios de la obra.

2 Bolsa de la palabra

Para el Nivel IIutilizaremos “La casa de la Palabra”. Aquí el recurso será cambiar el espacio o crear un lugar especial.  Podemos ambientar una parte del aula con telas de colores, luces… o buscar otro espacio en el colegio para el abordaje del Proyecto.

 

 

 

 

 

3 casa de la palabraUn lugar especial para el autor e ilustrador:

Los cuentos tienen un autor e  ilustrador y es significativo para nuestra propuesta, presentarlos e indagar sus intenciones.-

Será sustancial que el docente pueda conversar con sus alumnos, que tanto autor como ilustradorde un libro son  hombres o mujeres  que se imaginaron historias, personajes y lugares  para compartir y resignificar  con otras personas.

Y en ese preciso instante de encuentro entre  autor e ilustrador, surgirán cosas maravillosas, únicas, inimaginables, sorprendentes…

Cada Nivel incluye una cuidada selección de textos junto a ilustraciones, algunas maravillosas y otras inesperadas. Para provocar en y con los alumnos  algo de lo sensible, algo que conmueva, que permita encontrarse de otra manera con la literatura.  Asimismo,en cada propuesta,  queremos recuperar el valor de la palabra y de  la escucha es decir que nuestros lectores resignifiquen sus habilidades lingüísticas: escuchar, hablar, leer y escribir, en un contexto pensado, planificado y creado especialmente para ellos.

 

Te invitamos a descubrir LITERATURA Y EMOCIONES haciendo CLICK AQUÍ


Siempre ante situaciones críticas también surgen oportunidades

En la sociedad del conocimiento la convergencia entre los medios significa que tenemos que abordar la comunicación del siglo XXI aprovechando las múltiples alfabetizaciones, en donde las llamadas redes sociales digitales como Twitter o Facebook, nos han puesto en otro estadio, en donde lo central es “estar conectados”, y en donde los intercambios de contenidos a través de la Web han aumentado considerablemente.  A esta nueva cibercultura sin duda han contribuido las herramientas de la llamada Web 2.0, que en su gran mayoría son  gratuitas y de un uso muy sencillo, por lo cual no se necesitan intermediarios o programadores.

El término Web 2.0 nació a mediados del año 2004 y se popularizo a partir de sus aplicaciones más representativas: Wikipedia, YouTube, Flickr, etc.

Según O´Reilly, principal promotor de la noción de Web 2.0, nos plantea que algunos de los principios constitutivos de esta son: La World Wide Web como plataforma de trabajo, el fortalecimiento de la inteligencia colectiva, el fin del ciclo de las actualizaciones de software, el software no limitado a un solo dispositivo, las experiencias enriquecedoras de los usuarios, etc.

Las herramientas de la Web 2.0 ofrecen nuevas posibilidades para la creación y divulgación del conocimiento.  En este sentido Berners-Lee señala: “Deberíamos ser capaces no solo de encontrar cualquier tipo de documento en la Web, sino también de crear cualquier clase de documento fácilmente.  Deberíamos no solo poder interactuar con otras personas, sino crear con otras personas.

En el contexto actual, y aprovechando la potencialidad de las TIC, sería muy útil implementar el uso significativo de blogs, wikis, posters digitales multimediales e interactivos, canales de videos institucionales, repositorios online, etc.  Una propuesta muy interesante es la creación de e-portafolios, que serian una compilación de producciones de diversas clases que un niño o niña, o grupo de estudiantes va generando a lo largo de un período de tiempo, y a través de las cuales es posible visualizar su progreso personal y colectivo en el marco de alguna materia, espacio curricular o extra curricular, área de conocimiento, proyecto, etc. Esta colección de productos digitales le permite no solo a los niños y niñas, sino también a sus compañeros/as, su familia, sus profesores/as, ver sus esfuerzos y logros, y sirve además como proceso de evaluación de todo lo aprendido y compartido.

En este siglo es fundamental que los grupos de de niños y niñas en la Escuela dual o hibrida, comiencen a desarrollar estas experiencias de síntesis y visualización de productos realizados de manera colectiva y colaborativa, que sirva y genera posibilidades de explicitar todo lo realizado, haciéndolo visible en la red, para ser compartido y observado por otras personas.

En estos meses, los estudiantes del siglo XXI, ha mantenido el vínculo con la Escuela y cada uno de sus maestros/as y profesores especiales de otra forma, pero que ha permitido consolidar algunos vínculos.  Además ha servido para que las familias colaboren con las actividades pedagógicas planteadas por sus docentes.  Esta situación es y sigue siendo una experiencia muy integral y profunda para todos/as los colegas docentes.   Y el uso de las aplicaciones de la web 2.0 debería orientar en una utilización significativa e integrarse en propuestas educativas.

Compartir diversas experiencias de uso conceptual e instrumental de estas aplicaciones puede aportar a nivel micro, una experiencia como pequeñas linternas pedagógicas en esta oscuridad mundial, pues como amateurs de la ternura, los docentes argentinos seguimos teniendo nostalgia de futuro.

Mariano Avalos.

Maestrando en Educación, Lenguajes y Medios en la UNSAM (Escuela de Humanidades-Universidad Nacional de San Martin).  Licenciado en Tecnología Educativa (UTN-FRBA - Argentina).

 

Próximo curso sobre este tema: CLICK AQUÍ


Actividades rompehielos para entornos virtuales

El comienzo de una clase virtual no siempre es sencillo. A los participantes se les puede dificultar entrar en clima de clase y focalizar su atención. Es por eso que se proponen estas 6 actividades para romper el hielo. Se podrían llamar “entradas en calor”, ya que brindarán el espacio para que los participantes se acomoden a la modalidad de la clase virtual, orienten su atención e incluso se puede utilizar como manera de introducir el tema a trabajar.

  • Ruleta: Se ingresa a la página https://wheelofnames.com/es/ y se escriben a la derecha de la ruleta aquellas palabras que se quieren incluir. Pueden ser los nombres de los participantes, preguntas para introducir un tema, o lo que se quiera trabajar. Si se ingresan los nombres de los participantes se pueden tener pensadas preguntas o frases para que completen (tales como “mi comida favorita es…” o “nombrar las personas que viven en tu casa”). Una vez ingresados todos los ítems, se gira la ruleta y hay un ganador (cuando sale incluso sale confeti y aplausos de fondo). La ruleta te da la posibilidad de eliminar la variable ganadora, para que no vuelva a salir.
  • Marcha cruzada: Este juego ayuda a la activación de ambos hemisferios del cerebro y es una manera de distensión y diversión antes de iniciar una clase. Se le pide a todos los participantes que se pongan de pie, y que sigan las instrucciones escuchadas. Si el organizador dice “codo izquierdo”, los participantes deberán tocarse su rodilla derecha con el codo izquierdo. Si el organizador dice “codo derecho”, viceversa. Una vez que se han dicho algunas veces ambas frases de manera alternada, se agrega una dificultad: cuando el organizador dice “mano izquierda”, los participantes deberán tocarse el talón derecho con su mano izquierda por detrás, es decir, por su espalda. Asimismo, con su mano derecha deberán tocarse el talón izquierdo.
  • ¿Qué hay detrás? Se solicita a los participantes que activen su cámara. Se les pide que la mantengan 15 segundos encendida y luego la vuelvan a apagar. El desafío es comentar qué había detrás de cada participante y/o un detalle sobre lo que llevaba puesto (los turnos se pueden establecer, por ejemplo, por orden alfabético). Otra variación del juego es pedirles a los participantes que cuando apagan su cámara modifiquen algo de su aspecto físico (por ejemplo, atarse el pelo o ponerse anteojos). El desafío consiste en que se vuelva a encender y los demás deben adivinar qué fue lo que se modificó.
  • Nube de palabras: Esta actividad es conveniente realizarla con participantes que ya pueden escribir por su cuenta en la computadora. Consiste en programar en la página https://www.mentimeter.com/app una plantilla para que se forme una “nube de palabras”. Cada participante debe acceder a com e ingresar el código que aparece en la parte superior de la plantilla. Luego, cada participante escribe su idea o palabra que quiere aportar. A medida que todos lo hagan, irán apareciendo en la pantalla del organizador, moviéndose y creando una “nube de palabras” de colores.
  • Sopa de letras: Entrando a la página https://wordwall.net/ se pueden crear actividades introductorias para comenzar una clase, tales como sopas de letras o crucigramas. Se puede pasar el link y cada participante ingresa e intenta resolver el desafío.
  • Diálogo con mímica: El organizador prepara distintas consignas para que los participantes interpreten (sin hablar) en distintos turnos, mientras que el resto de los participantes adivinan. Puede ser un personaje, película, objeto, relacionado o no con el contenido de la clase. Se puede enviar previo al encuentro o realizar espontáneamente. Si se realiza de manera espontánea, el organizador le puede enviar la consigna de manera privada al estudiante por distintas vías: mail, WhatsApp, o a través del chat de la plataforma seleccionando el destinatario deseado.

 

Mercedes Ojea Quintana

Estudiante avanzada de Psicología

Tutora de nivel secundario

Maestra de música de nivel primario

 


La escuela está hecha de cosas invisibles

Está etapa de educar sin aulas, sin abrazos, sin risas cómplices, sin olores, sin encuentros reales mostró que lo que más se extraña de la escuela , es todo lo  invisible: el clima emocional del aula, las emociones a flor de piel, explosivas carcajadas, gestos solidarios  entre pares, palmaditas de apoyo, el fervor por compartir anécdotas,miradas traviesas, nerviosas, confiadas, los perfumes, las sorpresas, los colmos, los besos llenos de chupetines , las bromas, la fascinación por los experimentos, las preguntas insólitas, las conclusiones apresuradas, las profundas reflexiones, la curiosidad sin límites, el calor del afecto,la ayuda entre compañeros, los inventos maravillosos, las pulseras de mejores amigas y la increíble fuerza que tiene  “un abrazo de un niño ” para recordarle a su Seño, lo importante que es ella para que él siga aprendiendo.

Hay muchas cosas invisibles en las aulas, en los recreos y en los cuadernos. Son cosas mágicas, que solo un docente puede notar. En los cuadernos pueden encontrar letras que antes no salían, dibujos que hoy se vistieron con colores que antes no tenían y problemas resueltos con mucho esfuerzo. Todos ellos tienen en tinta invisible un gran “Pude lograrlo”, y al tocar esas hojas los docentes ven el corazón ensanchado de confianza de cada uno de sus niños.

Los cosas invisibles están por todas partes, en el olor a libro de cuentos nuevo, en el mate (ni lavado, ni quemado, ni muy dulce, ni amargo) que prepara un compañero, en la sonrisa del portero, en el “yo te ayudo”de la directora, en el mensaje de agradecimiento de la familia, y por donde mires en la escuela, hay cosas invisibles que se extrañan. En el aula hay tantas cosas invisibles que no me entrarían en esta nota. Está la mezcla de vergüenza y regocijo de los niños que flota en el aire a la hora de mostrar sus producciones, la risita orgullosa por lograr descifrar esa palabra que tanto costaba leerla, el famoso momento Eureka  “ahhhhh ya lo entendí Seño” y los ojitos que brillan de alegría y ni hablar de la satisfacción que late en el pecho de las seños al  verlos aprender tanto.

La escuela está hecha de invisibles, de pasión, vocación y muuuuchas emociones. No podemos ver ni tocar estás cosas, pero sí sentirlas. Entonces en época de cuarentena ¿Qué extrañan los docentes? Las maravillosas cosas invisibles de su escuela.

Lic. Mariana de Anquín

Próximo curso de Mariana de Anquín CLICK AQUÍ

Para saber más acerca de Mariana CLICK AQUÍ


Llaves para entrar al mundo adolescente

Guadalupe Guerrero nos comparte en este libro sesenta actividades diferentes para favorecer el autoconocimiento, la integración grupal, la cooperación y el pensamiento reflexivo en los adolescentes. Una verdadera “caja de herramientas “para el aula, el trabajo terapéutico y otros espacios educativos con adolescentes y jóvenes.

Dinámicas sencillas, de fácil implementación y muy poderosas, dirigidas a todos los interesados en tener recursos para favorecer el desarrollo socioemocional de los adolescentes

Les compartimos acá dos de las propuestas del libro:

 

1- Las cuatro esquinas

 

OBJETIVO: Favorecer la comunicación de emociones y sentimientos personales.

MATERIALES:

  • Carteles “Siempre”, “Casi siempre”, “Nunca” y “Casi Nunca”
  • Aula amplia o espacio al aire libre

DESARROLLO:

  • Se ingresa al aula y se da tiempo para que los participantes se acomoden en sus lugares.
  • Se pegan los carteles en cuatro esquinas, elevados lo suficiente como para que se pueda ver desde todos los puntos del salón.
  • Se les pide que se distribuyan por el espacio y se les da la consigna: a medida que se lean en voz alta distintas afirmaciones, cada uno tendrá que colocarse bajo el cartel que considere que lo caracteriza.
  • Se comparte el porqué de las decisiones cada vez que todos se acomodan en el lugar de elección.

EJEMPLOS:

Algunas posibles consignas:

  • Me despierto de buen humor
  • Puedo hablar de lo que siento/pienso
  • Trato bien a los demás
  • Soy empático
  • Me siento querido
  • Me adapto con facilidad a los cambios
  • Acepto diferentes opiniones
  • Estoy contento con mi vida
  • Me cuesta poner límites

 

2- Etiquetas

 

OBJETIVO: Identificar la influencia de las etiquetas en nuestras emociones y en nuestra conducta.

MATERIALES:

  • Etiquetas blancas
  • Marcadores
  • Paneles “Sí” y “No”

DESARROLLO:

  • Se ingresa al aula y se da tiempo para que los participantes se acomoden en sus lugares.
  • Se realiza una reflexión grupal. Se piensa en las etiquetas que nos fuimos poniendo o nos fueron poniendo a lo largo de la vida. Algunas preguntas disparadoras son: ¿Cuáles de ellas me hacen sentir bien? ¿Cuáles no? ¿De cuáles me hago cargo? ¿De cuáles no? ¿Cuáles quiero devolver? ¿Cuáles llevo con orgullo?
  • Se reparten etiquetas blancas y marcadores para escriban esas etiquetas con las que se sienten identificados.
  • Una vez hecho esto, cada uno las pega en el panel que corresponda, describiendo y justificando la elección.

EJEMPLOS:

  • No me gusta ser “el inteligente”, porque eso me pesa y pareciera que no me puedo equivocar….
  • Me dicen que soy la alegría de mi casa, siempre muy positiva. Me hago cargo de esta etiqueta porque me sale naturalmente y me hace sentir bien.

Charla presentación del libro LLAVES PARA ENTRAR AL MUNDO ADOLESCENTE Click aquí

En breve  a la venta en www.tiendacepa.com y puntos de venta mencionados en la página www.proyectocepa.com