La profesora Silvina Fernandes, autora del libro Educación en Positivo,  nos adelanta algunos temas que desarrollará en el encuentro del 6 de septiembre en CEPA

Educación en Positivo

Año tras año, nuestro ser docente se va enfrentando a nuevos desafíos,  con prisa y sin ningún tipo de pausa. Estos vertiginosos tiempos modernos que nos tocan, atravesados por el fascinante desarrollo de las nuevas tecnologías y los diversos cambios sociales que se imponen, nos dejan ver muy claramente que no es suficiente conocer profunda y vastamente nuestra materia para que el aprendizaje ocurra, para que podamos transmitirlo, y nuestros alumnos puedan -y quieran – recibirlo, abrazarlo y transferirlos a diversas situaciones de su vida cotidiana. Surgen nuevas necesidades a fin de ahuyentar la apatía y el desgano que tan presentes se hacen en nuestras aulas hoy. Implicarse de manera vincular parece ser la respuesta fundamental que todo proceso de enseñanza-aprendizaje nos exige hoy, a fin de despertar la motivación y el interés genuino. Claro que ese interés se contagia, se enciende desde nuestra propia vivencia. La invitación inicial, entonces, será a redescubrir la pasión por nuestra tarea educativa, para que surja, desde allí, nuestro propio líder inspirador.

Desde su postulado acerca de la educación emocional, Daniel Goleman, promueve  enriquecedores recursos que resignifican y redimensionan nuestra tarea docente. Las habilidades sociales son uno de los pilares fundamentales de la educación emocional. Estas capacidades, que pertenecen a la inteligencia interpersonal- tales como la comunicación efectiva, el apego, la asertividad, la cooperación, la resolución de conflictos, el trabajo en equipo- posibilitan nuestro liderazgo docente. Iremos conociendo sus características y  jugando con ellas, a fin de acercarlas y darles un espacio concreto para sumar a nuestra labor.

1

Despertar ese liderazgo, promoverlo y vivirlo tal vez sea el camino correcto para contagiar las ganas de aprender de manera integral, incluyendo a la totalidad de nuestro ser: la  UCCMMA- la unidad cerebro cuerpo mente medio ambiente que nos conforma. Pero vale señalar, que para poder desarrollar estos comportamientos interpersonalmente inteligentes, será necesario tomar contacto con nuestra auto-conciencia, enfoque de objetivos y recursos, los que pertenecen a la inteligencia intrapersonal.

Entonces, la propuesta de este encuentro es compartir recursos didácticos concretos, estrategias, actividades para aplicar en reuniones con nuestro equipo de trabajo, en entrevistas, en nuestras clases, y que despierten estas enriquecedoras habilidades sociales –tanto intrapersonales como interpersonales.

Tomando nuestro propio rol protagónico de liderazgo, podemos crear contextos para nuevos líderes, proactivos, protagonistas, disponibles para el despliegue de su potencial, de su aprendizaje integral. Estas habilidades, aún no incluidas en los programas escolares, hacen una verdadera diferencia. Los invito a vivenciarlas, a incorporarlas de manera lúdica y creativa, y a dejarse sorprender por ellas.

 

Silvina Fernandes

www.silvinafernandes.com.ar